¡Justicia DE las mujeres es Justicia Verde!

¡Justicia DE las mujeres es Justicia Verde!

Cada 8 de marzo, las mujeres salimos a la calle a recordarle al mundo que existimos. Perecerá insólito lo que digo, pero así es.

Para recordarles, a viva voz, que nuestros reclamos siguen vigentes. Pero no sólo continúan vigentes, sino que, en muchísimos casos, se intensifican y se suman unos nuevos. Incluso, hay reclamos que vuelven a aparecer cuando los pensamos superados.

Salimos a la calle recordándole, a la sociedad patriarcal y a quienes la sostienen con sus variados discursos, que nos pertenece el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Que se respete y honre la Ley de Igualdad Salarial. Que se valore el trabajo doméstico no remunerado que la sociedad nos impone. Que se implemente una verdadera educación con perspectiva de género. Que no ocurran más feminicidios. ¡Que no nos maten, carajo! A exigir que la equidad, el respeto y la justicia se hagan realidad.

Equidad.

Respeto.

Justicia.

Tres palabras que vindicamos con toda la urgencia y las fuerzas de nuestras vidas.

Pero, óigame bien, sobre todo las mujeres reclamamos justicia. Y me detengo en eso por su pertinencia. Reclamamos justicia DE las mujeres, como planteamos en nuestro lema para el 8M del 2022. Fíjese en el DE porque ahí va una clave vital de nuestro reclamo. Ante todo, apremia un cambio de visión sobre el reclamo de justicia mismo. Debemos despojarnos de la noción de justicia PARA las mujeres apropiándonos de ese reclamo desde la mirada DE las mujeres. No es un cambio meramente semántico, sino trascendental.

Se trata de la construcción de la tan aclamada justicia, pero definida por nosotras y con un posicionamiento político feminista que incluya las diversas identidades. El cambio de paradigma surgió, precisamente, tras la reflexión que venimos haciendo sobre de la incapacidad que actualmente permea para lograr la sociedad equitativa que merecemos. Ese posicionamiento me parece poderoso y abarcador y nos obliga a desarrollar un trabajo intenso de mayor alcance para que el mismo sea entendido y asumido como el necesario.

En nuestra evaluación de las actividades del 2022, nos dimos cuenta de que el lema fue un poco complejo de entender para mucha gente. Justicia DE las mujeres. Como diría mi propia hija al respecto: “no pegó”.  Pero lejos de optar por cambiarlo o “mejorarlo” para que “pegue”, insistimos en él. Es que así somos las feministas, intensamente obstinadas. Así somos, y nos gusta.

Este año abrazamos nuevamente el reclamo de la Justicia DE las Mujeres, pero dando un giro a lo que hemos llamado la justicia verde. Justicia de las mujeres es justicia verde es el lema para este 8M2023. ¿Por qué? Pensamos en todas las luchas ambientales que por décadas hemos protagonizado las mujeres. Hemos estado ahí exigiendo justicia verde. Desde la lucha por sacar la marina de Vieques, la protección de nuestras playas, en contra de las carboneras hasta la más reciente sobre el cierre del zoológico de Mayagüez. Justicia verde en defensa de nuestro medio ambiente, de nuestros recursos naturales, de los animales, de la vida toda. La justicia verde que proponemos es una perspectiva amplia de la lucha de las mujeres en Puerto Rico. Reconoce un vínculo entre todas las especies y nuestro entorno natural, promoviendo la salud, la libertad y la justicia colectiva construida y ejecutada desde y por nosotras.

No hay duda de que el Día Internacional de la Mujer Trabajadora nos posiciona, de una y mil maneras, en el entendido de las interseccionalidades. Las feministas no le rehuimos a las complejidades que nuestra lucha impone. Al contrario, le metemos mano, las asumimos y echamos pa’lante. La experiencia nos sobra combatiendo al patriarcado en nuestros distintos espacios de lucha.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, nos tiramos a la calle, con alegría, compromiso, convicción y fuerzas a reclamar Justicia de las mujeres es justicia verde

La autora es 1ra. vicepresidenta del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores y Trabajadoras (SPT, local 1996 SEIU)


Sobre Karen De León
Karen De León


Únete a nuestra comunidad y apoya a PRTQ

Para continuar haciendo nuestra labor de forma económicamente sustentable, contamos con las contribuciones de nuestra membresía.

Por tan solo $5 al mes, nuestra membresía recibe un email mensual con un resumen de todos los artículos que publicamos ese mes, y tiene la habilidad de dejar comentarios en los artículos en nuestra página web y participar así de la conversación que generen nuestros y nuestras autores y autoras.