Hacia una verdadera y justa Reforma Laboral

Hacia una verdadera y justa Reforma Laboral

En poco más de nueve meses Yolanda Díaz, segunda vicepresidenta del gobierno español y ministra de Trabajo y Economía Social, logró un acuerdo entre gobierno, sindicatos y empresas que propone la aprobación de una nueva reforma laboral en dicho país.

Para ello crearon una mesa de trabajo con la voluntad de tratar los temas pertinentes. De entrada, se enfatizó en la necesidad de romper con los mitos sobre el aumento al salario mínimo y alcanzar acuerdos que beneficien a todas las partes. Esto constituye un paso gigante y verdaderamente loable.

Esta nueva reforma laboral enfoca su contenido en derogar la práctica de los empleos temporales sin beneficios, evitar despidos y restituir derechos que fueron eliminados por reformas pasadas, entre otros asuntos medulares. Además, concentra sus medidas en otorgar beneficios a las poblaciones más jóvenes, carentes de una experiencia laboral estable, y en las mujeres quienes sufren doblemente los cambios por las reformas anteriores. Detalle importante, son las mismas reformas laborales que ponían como excusa la crisis económica para eliminar derechos a las y los trabajadores.  ¿Le suena familiar?

Para llegar a un entendido, los tres sectores se comprometieron a un diálogo en respeto. Por el lado de los trabajadores y trabajadoras y sus organizaciones sindicales se establecieron pautas claras sobre la necesidad de normativas que deroguen poco a poco la reforma anterior, garantizando la restitución de los derechos adquiridos. La mayoría de las enmiendas pactadas están vinculadas a los contratos temporeros y sus limitaciones. Como sabemos, este es uno de los sectores más precarizados de la economía.

Según expresó Díaz, la clave para el acuerdo alcanzado fue la voluntad política y la participación social. ¡Tomemos nota!

En Puerto Rico, el 10 de enero dio inicio la sesión legislativa. La discusión sobre nuestra reforma laboral estará sobre la mesa. Los trabajadores y trabajadoras merecemos un acuerdo de reforma serio, producto de reflexiones profundas y acertadas sobre cómo atender las precarias condiciones laborales en que vivimos. Necesitamos urgentemente que se tomen en cuenta los cambios recientes que ha sufrido el mundo del trabajo y el aumento en el costo de vida. Entre el alza en el costo de la luz, el agua y los peajes nos están estrangulando con voluntad asesina.

Debemos estar muy pendientes del proceso legislativo y señalar a quienes pongan piedras en el camino hacia una verdadera y justa reforma laboral. No daremos espacio a propuestas vanas e insensatas. Hace rato que la agenda de las y los trabajadores debe ser prioridad máxima para los gobiernos de turno. Exigimos respeto y medidas que realmente nos saquen del pantano de la precarización.

La clase trabajadora es la pieza clave en el motor económico de Puerto Rico. Es hora de que así se reconozca y se actúe acorde.


Sobre Karen De León
Karen De León